10 malos hábitos alimenticios

10-malos-habitos-alimenticios



Con el verano a la vuelta de la esquina, ahora más que en cualquier época del año,  nos preocupamos por la dieta, especialmente por nuestro físico e intentamos acabar con esos kilitos que nos sobran.

 

Sin embargo, la alimentación es mucho más importante que el lucir o no una buena figura. Lo fundamental es llevar una dieta sana y equilibrada, no por tener mejor o peor imagen, sino para estar saludables.

 

Una mala alimentación es a menudo la causante de muchos problemas de salud. Éstos son algunos de nuestros malos hábitos alimenticios que a largo o corto plazo pueden pasarnos factura:

- Saltarse el desayuno: Por ser la primera comida, el desayuno es la comida más importante del día y debe contener hidratos, proteínas, grasas y vitaminas. No nos la podemos saltar, o nos faltarán las vitaminas para afrontar la jornada. Además, si no desayunamos llegaremos con ansiedad al resto de comidas.

- Picotear: A veces nos empeñamos en comer menos de lo que el cuerpo nos pide y al final,  lo que ocurre es que nos entra hambre a todas horas y terminamos atracando la nevera y comiendo lo primero que nos encontramos. Se deben realizar cinco comidas al día, siendo las más importante el desayuno, después  la comida y por último,  una cena ligera. Entre medias de estos platos se puede tomar algún yogurt, una pieza de fruta, etc.

- Tomar muchos refrescos, incluso lights: Los refrescos contienen muchos azúcares y no es bueno abusar de ellos. Incluso tomando refrescos light, que tienen menos de una caloría, sus efectos no son buenos pues suelen ser gaseosos y harán que nos sintamos hinchados.

- No beber suficiente agua: nuestro cuerpo necesita al menos dos litros de agua al día. Debemos beber a cualquier hora del día, no esperar a que tengamos sed.

- Abusar de los alimentos “Light”. Es cierto que este tipo de alimentos tienen un menor porcentaje de calorías que otros normales, pero ello no quiere decir que  no engorden. Lo lógico es consumir los productos light en la misma medida que lo haríamos si no lo fueran, ya que si abusamos de ellos, estaremos ganando peso igualmente.

- Tomar bebidas alcohólicas: Además de los problemas de salud que puede causar la ingesta de bebidas alcohólicas, éstas tienen una gran cantidad de calorías, por lo que nos harán engordar. Y al mezclarlas con refrescos aumenta el número de calorías.

- No llevar una dieta variada: nuestra alimentación debe contener todo tipo de alimentos, desde verdura, fruta, carnes, lácteos… No se puede abusar de determinados alimentos y prescindir de otros. La dieta debe ser sana y equilibrada.

- Comer muy rápido: Las prisas no son nada buenas a la hora de comer. Si comemos deprisa es muy posible que terminemos ingiriendo más de lo que nuestro organismo necesita. Hay que masticar y comer despacio para facilitar la digestión y, además,  si comemos rápido aumentará la sensación de saciedad.

- Abusar de las comidas rápidas: Con el ritmo de vida que llevamos a veces es inevitable acudir a las cadenas de comida rápida o adquirirlas en los establecimientos. No es bueno que este tipo de alimentos se conviertan en nuestro menú diario.

- Guiarse por otros falsos mitos alimenticios: Se cree que el pan integral engorda menos que el pan blanco. La realidad es que ambos tienen el mismo número de calorías, lo único es que el pan integral tiene mucha más fibra por lo que su efecto es más saciante y se recomienda en las dietas. Sin embargo, si se come mucha cantidad por la idea de que al ser integral no engorda, estarás ingiriendo más calorías y lograrás el efecto contrario.

Add comment


Security code
Refresh

¿Amas a tus mascotas? ¿Te gustaría recibir consejos de salud para cuidarlas? ¿Quieres saber curiosidades sobre tu perro? Suscríbete al boletín de mascotas.

Directorio SuperMujer

Anúnciate en la Revista SuperMujer de tu zona

Boletín SuperMujer

Recibe en tu correo nuestro boletín semanal. Recetas, bajar de peso, psicología, relaciones, belleza y más.