Disfruta las cosas simples de la vida

Disfruta-las-cosas-simples-de-la-vida



A menudo nos obsesionamos con lograr metas improbables o que están fuera de nuestro alcance, pensando que así seremos más felices. Esto nos distrae de las miles de cosas bellas que hay a nuestro alrededor, a las que solemos considerar insignificantes.

No nos damos cuenta de que la felicidad es posible mediante los pequeños placeres de la vida y de que no depende tanto de lo material, sino de la actitud con la que afrontemos el día a día.

Cuando somos niños no nos supone ningún esfuerzo mirar la vida con positivismo, es algo innato en el ser humano. Pero con el paso del tiempo nos tomamos la tarea de “aprender a ser feliz” como una obligación, y la relacionamos con el éxito, la fortuna y lo superficial.

Es vital un punto de vista optimista. Debemos concentrarnos en contemplar el lado amable de las cosas y desechar lo malo; no es fácil, pero tampoco es imposible. Si no creemos que la felicidad existe y que está a nuestro alcance nunca la encontraremos. Esperar a que la vida cambie por sí sola es inútil, somos nosotros quienes tenemos que dar el primer paso. Y éste es aceptar la realidad tal y como es y tratar de disfrutar de su cara amable.

Por ejemplo, pasar un rato agradable con la familia o los amigos es algo que nos reconforta y no requiere la fortuna millonaria con la que soñamos; no nos hace falta. Disfrutar de un agradable paseo con tu mascota, divertirse viendo una película, abrazar a los seres queridos, son sólo unos ejemplos de lo que la vida nos ofrece todos los días. Una comida sabrosa, una buena siesta o una bonita canción son pequeños detalles que nos ayudan a potenciar nuestra alegría; la clave está en saber percibirlos.

Add comment


Security code
Refresh

Directorio SuperMujer

Anúnciate en la Revista SuperMujer de tu zona

Boletín SuperMujer

Recibe en tu correo nuestro boletín semanal. Recetas, bajar de peso, psicología, relaciones, belleza y más.