Nace una estrella

nace-una-estrella-3¿Te gustaría ser la estrella de tu propia vida? Para que llegues a una instancia en la que te sientas centrado, en tu eje, seguro de ti mismo, con acceso fluido a todos tus recursos internos y, también, puedas desarrollarte ampliamente en el área que elijas (pareja, familiar, profesional, laboral, etc.), es necesario que tomes las riendas de tu existencia y te sientas la estrella absoluta de tu propia historia.

Una de las frases más memorables de la película El descanso es aquella en la que Eli Wallach, interpretando a Arthur Abbot, guionista de Hollywood, le dice a Kate Winslet, con respecto a su actitud y al rol que ella adopta frente a todo lo que le sucede: “En las películas, tenemos a la protagonista y a su mejor amiga. Te diré que tú eres una protagonista, pero por alguna extraña razón, estás comportándote como la mejor amiga”.

¿Quieres lograrlo? Entonces, te propongo que todo el fin de semana próximo sigas estos sencillos pasos:

  • Te visualices como el centro de tu vida. Observa cómo todo lo demás está a tu alrededor, sin invadirte ni ocupar tu lugar. Siente cómo, de este modo, todo va tomando su justo sitio. Aunque seas madre o padre o tengas personas mayores a cargo, es esencial que estés centrado para poder brindar lo mejor de ti a todas las personas que comparten tu vida en los distintos ámbitos en los que realizas tus actividades cotidianas. Ceder el lugar o la energía que cada uno tiene nunca es una buena idea y provoca desarreglos emocionales que suelen trasladarse al plano físico.
  • Pongas distancia interna de los seres que intentan (o logran) someterte, desplazarte, hacerte sentir menos de lo que eres y de lo que vales realmente. Quizá ellos no noten el cambio en un principio, pero la distancia que definas entre tú y ellos hará que retomes el lugar de estrella que nunca deberías haber perdido y, por ende, tu relación con esos seres se modificará –lo que redundará en un gran beneficio para ti.
  • Dejes de jugar en segunda: si en alguna situación has aceptado un segundo lugar, ¡despídete y decídete a obtener lo que tanto anhelas! ¡Acepta solamente jugar en primera! Si tú no lo intentas con firmeza, quien te ha relegado a un segundo término no lo hará por su propia iniciativa. Y esta circunstancia seguirá impidiendo que logres tu equilibrio interno, en todos los ámbitos (no solo éste).
  • ¡Juega a ser una estrella real! Solo durante las 48 horas del fin de semana, date trato preferencial: mímate, cuídate en lo que comes y lo que bebes, date todos los gustos que puedas (¡desde comprarte algo que deseas, relajarte con un buen baño, dormir una siesta, hasta lo que se te ocurra que te haga bien y quieras disfrutar!), vístete con tu mejor ropa, la que te haga notar que estás presente al 100%, y principalmente, pon todos los límites que consideres necesario para brillar con todo el esplendor que tienes.

¿Estás dispuesto a ser la estrella de tu vida?

Escrito por: Merlina Meiler

Add comment


Security code
Refresh

Boletín SuperMujer

Recibe en tu correo nuestro boletín semanal. Dinos sobre qué temas te gustaría recibir información.

Directorio SuperMujer

Anúnciate en la Revista SuperMujer de tu zona