Aceite de soya: aliado del sabor y la salud

aceite-de-soya-aliado-de-sabor-y-la-saludA la hora de cocinar es necesario elegir los ingredientes que más beneficien la alimentación de nosotras y nuestra familia. El aceite de soya, con su contenido nutrimental y alto contenido en Omegas 3 y 6, así como vitamina E, puede brindar muchos beneficios a la salud.

El aceite de soya es uno de los aceites comestibles más comunes y versátiles del mundo, que cuenta con varias ventajas como excelente calidad, versatilidad para freír cualquier tipo alimento, presenta una menor absorción de grasa al freír los alimentos lo que disminuye la sensación grasosa y aumenta el rendimiento del aceite. Además, el aceite de soya sin hidrogenar, es decir, en su forma natural liquida y cristalina no contiene grasas trans.

La Asociación Americana del Corazón (AHA) recomienda consumir más aceites vegetales y menos grasas de origen animal para reducir los riesgos de problemas cardiovasculares; por lo cual aquí te explicamos los múltiples beneficios nutricionales que el aceite de soya ofrece:

Contenido balanceado de grasas. El aceite de soya tiene un contenido balanceado de ácidos grasos linoleico y α-linolénico. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una ingesta de ácido linoleico de 5-8% de la energía y de α-linolénico de 1-2% de la energía y el aceite de soya contiene a estos dos ácidos grasos en la proporción recomendada. Estos ayudan a mantener la temperatura corporal y promueven un funcionamiento celular saludable. También sirven como reservas de energía para nuestro cuerpo y además funcionan como medio absorción y transporte de las vitaminas A, D, E y K en nuestro organismo.

Vitaminas. Las grasas permiten el transporte de vitaminas, como la A que desempeña un papel importante en el desarrollo de una buena visión y también es indispensable para la reproducción humana y la lactancia. La vitamina D, que juega un papel importante en el mantenimiento de órganos y sistemas a través de múltiples funciones, tales como: la regulación de los niveles de calcio y fósforo en sangre, promoviendo la absorción intestinal de los mismos a partir de los alimentos y la reabsorción de calcio a nivel renal. Mientras que la vitamina K se requiere en los procesos de coagulación de la sangre.

Además, el aceite de soya es una de las principales fuentes de vitamina E natural. Esta vitamina es la principal defensa antioxidante contra el daño celular causado por radicales libres, que han sido relacionados con varios tipos de cáncer, enfermedades cardiacas, cataratas, envejecimiento prematuro y artritis. También juega un papel importante en el mantenimiento de la salud de la piel.

Ácidos grasos omega 3 y omega 6. Estos ácidos grasos que se encuentran en el aceite de soya sirven como bloques constructores de las células en órganos vitales, particularmente en aquellos con actividad eléctrica tales como el cerebro, el corazón y los ojos, también son importantes para el correcto crecimiento y desarrollo de los seres humanos. Además, intervienen en procesos de coagulación y de inflamación, así como en la función plaquetaria e inmunológica, el mantenimiento de las membranas celulares, así como para tener la piel suave y flexible.

El aceite de soya contiene aproximadamente 7% de omega 3 y aproximadamente 50% de omega 6. El consumo de aceite de soya es importante porque nuestro cuerpo no produce ácidos grasos Omega 3 y Omega 6, por lo tanto los podemos obtener a través de este aceite.

Salud del corazón y beneficios asociados. Los ácidos Omega 3 brindan beneficios en la salud cardiovascular ayudando a prevenir:

  • Riesgo de infarto y enfermedades cardiovasculares
  • Problemas de circulación y alta presión sanguínea
  • Probabilidad de bloqueo y endurecimiento de las arterias

El aceite en la cocina

Hablando ahora sobre las características del aceite de soya, este aceite ofrece ventajas al momento de cocinar, ya que realza y mejora el sabor de los alimentos. Con el aceite de soya se pueden preparar una amplia variedad de platillos como son desayunos, entradas, platos principales, pescados, mariscos, pollos y aves, aderezos, mayonesas y salsas.

Ligero- Por su naturaleza, no es espeso y tiene una viscosidad baja con respecto a otros aceites vegetales. Esta característica hace que cuando se fríen alimentos, el aceite se escurra muy fácilmente de los alimentos, quedando con muy poco aceite y eliminando la sensación grasosa. También esta característica representa un aumento en el rendimiento del aceite, ya que se puede freír más alimento con menos aceite.

No altera el sabor de los alimentos- Por su excelente calidad no produce sabores ni olores extraños al freír alimentos con él, al contrario, realza el sabor de los alimentos y les imparte un atractivo color “dorado” a los productos fritos.

Ideal para freír- El aceite de soya es un aceite ideal para freír porque es muy estable y resistente a altas temperaturas. En condiciones normales de freído, no desprende humo, ya que tiene un punto de humeo de 234°C mayor que otros aceites vegetales.

Hoy en día existen en el mercado varias marcas propias y genéricas de aceite 100% puro de soya embotellado para uso en el hogar o en bidones para uso en restaurantes.

  En el directorio  
 

Add comment


Security code
Refresh

¿Amas a tus mascotas? ¿Te gustaría recibir consejos de salud para cuidarlas? ¿Quieres saber curiosidades sobre tu perro? Suscríbete al boletín de mascotas.

Directorio SuperMujer

Anúnciate en la Revista SuperMujer de tu zona

Boletín SuperMujer

Recibe en tu correo nuestro boletín semanal. Recetas, bajar de peso, psicología, relaciones, belleza y más.