Estimular los sentidos del bebé

estimular-los-sentidos-del-bebeLos sentidos son nuestro contacto con el mundo; vemos, sentimos, olemos, escuchamos y tocamos nuestro entorno para conocerlo. Antes de nacer, los bebés ya tienen desarrollado el tacto, el olfato y el oído, la vista se desarrolla gradualmente; estimular sus sentidos puede ayudarles a aprender más fácilmente sobre lo que le rodea y que tengan una mayor consciencia de sí mismos.

Los bebés están conociendo el mundo, acaban de entrar en una nueva realidad y el sentido que más utilizan para explorar es el tacto. El contacto con la madre le brinda seguridad, las caricias son sumamente importantes y tocar es su forma de comunicarse. Una buena forma de estimular su tacto es a través de las texturas, puedes llenar una caja con objetos de distintas texturas o trozos de tela diversos para que juegue con ellos.

El oído también está desarrollado antes de nacer, desde el vientre el bebé puede escuchar a su madre y la gente que le rodea. La música es una buena forma de estimular su oído y no tienen que ser únicamente canciones de cuna. Una buena idea es que, cuando sean capaces de hacerlo, jueguen con instrumentos musicales, como pianos, xilófonos o tambores.

El bebé reconoce los olores desde que nace, a través de este pueden reconocer el pecho de su madre. Algunos recomiendan que durante los primeros días procures no cambiar tu perfume o desodorante, para que el bebé se acostumbre a los olores familiares. Para estimular su olfato, conviene mostrarle aromas, que no sean muy fuertes y que le resulten agradables.

Cuando nacen, la vista de los bebés es borrosa y les cuesta trabajo distinguir las formas y la distancia, pero perciben bien los contrastes. Acercar nuestro rostro al del bebé le ayudará a identificar mejor nuestros rasgos. A partir de los tres meses, ya comienzan a ver mejor por lo que los móviles encima de la casa son una buena opción.

A los bebés les gustan los sabores dulces y deciden muy rápido qué les gusta y que no. El gusto se estimula a través de nuevos sabores, sin embargo, es importante que tomes en consideración las recomendaciones del pediatra. Es importante que tu alimentación sea variada, especialmente en la lactancia, pues lo que comemos influye en el sabor de la leche, lo que puede ayudar a tu bebé a estar abierto a nuevos sabores. En cuanto pueda comer alimentos sólidos, podrán acercarse a los sabores y texturas.

Escrito por: Elena Pedrozo

  En el directorio  
 

Add comment


Security code
Refresh