¿Por qué amamantar?

porque amamantarLos mitos alrededor de la lactancia y las costumbres sociales han hecho que, con los años, muchas personas consideren que no solo no es necesario amamantar al niño, sino que incluso es mejor alimentarlo con leche de fórmula.

México es uno de los países con el índice de lactancia materna más bajo del mundo. el porcentaje de bebés amamantados de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida no llega al 20%. Estas cifras son preocupantes porque la leche materna tiene múltiples beneficios para los recién nacidos; privarlos de este preciado alimento muy pronto puede tener consecuencias en su salud a largo plazo.

La leche de fórmula no es un alimento vivo

Muchas personas piensan que la leche de fórmula tiene una composición casi igual a la de la leche materna. Esto hace que, por comodidad, en muchos casos se elija la leche de fórmula para alimentar al niño.

Sin embargo, la leche de fórmula no contiene una gran parte de los componentes de la leche materna, en especial los anticuerpos que la leche materna aporta al bebé. La leche materna es un alimento vivo que evoluciona junto al bebé para proveerle en todo momento los nutrientes, vitaminas, enzimas y anticuerpos necesarios para que el bebé se desarrolle fuerte y sano.

Si bien es cierto que la leche de fórmula cubre las necesidades nutricionales del bebé, se trata de un alimento inerte que no protege el sistema inmunológico del lactante, además de ser más difícil de digerir para el niño, lo que puede afectar el sistema gastrointestinal del bebé.

La leche materna fortalece la salud del bebé

Ofrecer al bebé leche materna de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida es fundamental para que el sistema inmunológico del bebé se fortalezca, gracias a los anticuerpos que pasan de la madre al bebé a través de este alimento.

Los bebés alimentados con leche materna tienen menos probabilidades de padecer de diarrea o de infecciones. La fácil digestión de este alimento protege su sistema gastrointestinal y las enzimas que contiene ayudan a desarrollar la flora intestinal del niño.

No solo eso. Seguir las recomendaciones de la OMS en cuanto a lactancia materna también tiene beneficios a largo plazo. Los niños se desarrollarán más sanos y en la vida adulta tendrán menos probabilidades de tener la tensión alta, de padecer de colesterol, de diabetes de tipo dos o de obesidad.

Es por todos estos factores por los que se debe insistir en promocionar la lactancia materna como la elección adecuada para todas las madres y sus bebés. Se debe formar al personal médico para que pueda dar el apoyo y la información adecuada a las madres, para erradicar los mitos y para que poco a poco el porcentaje de bebés mexicanos que se benefician de todas las bondades de la leche materna aumente.

Por María José Madarnás, editora de Maternidad Fácil. 

Add comment


Security code
Refresh