Los problemas visuales y el aprendizaje

los-problemas-visuales-y-el-aprendizajeLos niños usan sus sentidos para aprender: tocan, huelen, escuchan, saborean, y primordialmente, ven. Como uno de los más importantes sentidos, la visión no sólo es esencial para su desarrollo escolar, sino también para su aprendizaje en general. Es por ello que si un niño enfrenta dificultades visuales y no es atendido, lo más probable es que enfrente dificultades para aprender.

Al nacer, los ojos del bebé están formados casi en su totalidad, por lo que su percepción es claro-oscuro. A los tres meses, existe una percepción del color, a los seis meses empieza el proceso de visión de profundidad y, de manera progresiva, a los siete años es cuando la vista se desarrolla al 100%.

Entre los 6 y 18 meses de edad, existe un período crítico para el buen desarrollo visual, durante el cual padres, pediatras, enfermeras y cuidadores, deben estar pendientes si el niño presenta estrabismo, lagrimeo, enrojecimiento o molestia a la luz; de ser así, habrá que acudir inmediatamente con el optometrista. De los tres años en adelante, los niños requieren valoración visual optométrica especializada al menos una vez al año, para prevenir o corregir cualquier anomalía visual.

En opinión de Nancy Sol Espíndola Romero, licenciada en optometría por el Instituto Politécnico Nacional, “es importante que, al ingresar a la escuela, el niño tenga una visión clara en ambos ojos y en 3D, además de una coordinación visual-motora, percepción de colores y buena adaptación a la iluminación; de lo contrario deberá usar lentes correctores o cualquier otro aditamento óptico y no óptico que sea prescrito por el Licenciado en Optometría”.

Un niño requiere conocer su entorno para consolidar nueva información: “Si uno de sus principales canales de recepción, como la visión, se ve afectado —comenta Mónica Bleiber Sustiel, maestra en psicopedagogía por la Universidad Anáhuac—, la información que obtenga estará fragmentada, lo cual afectará su aprendizaje y le generará inseguridad y desconfianza. Esta situación no sólo se presenta en las escuelas, sino también al jugar con sus familiares y amigos”.

Una adecuada progresión y adquisición de habilidades por medio del sentido de la vista permitirá el desarrollo del aprendizaje y la memoria, el interés por la lectura, éxitos en el juego, el deporte y la mejora general en el desempeño escolar.

Fuente: Consejo Optometría México
Facebook Optometria Mexico
Twitter @OptometriaMexic

Add comment


Security code
Refresh

Boletín SuperMujer

Recibe en tu correo nuestro boletín semanal. Dinos sobre qué temas te gustaría recibir información.

Directorio SuperMujer

Anúnciate en la Revista SuperMujer de tu zona