10 mil horas para alcanzar el éxito

10-mil-horas-para-alcanzar-el-exitoPracticar constantemente es un rasgo presente en las personas consideradas exitosas.

La búsqueda del éxito es una constante en la vida humana. Queremos lograr algo, ser alguien, alcanzar nuestras metas. Queremos encontrar eso que nos destaque de la multitud, que nos haga trascender. Sin embargo, no todos logran ese tan aclamado “éxito” que los haga ser ampliamente reconocidos. Malcolm Gladwell, en su libro Outliers, titulado en español Fueras de serie: Por qué unas personas tienen éxito y otras no, expone una teoría sobre lo que se necesita para lograrlo: 10,000 horas de arduo trabajo.

Son muchos los factores que intervienen en el éxito; el entorno, la inteligencia, el talento e incluso un poco de buena suerte para estar en el lugar y momento indicado. Todo eso tiene cierto peso, pero de acuerdo a Malcolm Gladwell, hay un factor clave que ha permitido a mú- sicos, científicos y empresarios por igual alcanzar esa genialidad que los lleva el éxito: la práctica constante.

Truman Capote, en el prefacio de su libro Música para camaleones, nos habla de su vida como escritor, de cómo empezó a escribir y de todo el tiempo que dedicó desde niño a día tras día, a pulir la técnica, la puntuación y el oficio. Finalmente, a los 23 años, Truman se daría a conocer con la publicación de su novela Otras voces, Otros ámbitos, que tuvo una buena recepción entre la crítica y se convirtió en un best seller. Un éxito al que, sin embargo, algunos le restaron importancia “como si se tratara de un extraño accidente: «Sorprendente que alguien tan joven pueda escribir tan bien.» ¿Sorprendente? ¡Sólo hacía catorce años que escribía, día tras día!”

Desde Mozart, hasta Bill Gates, pasando por The Beatles, todos han dedicado mucho tiempo a practicar continuamente, a pulir sus habilidades. Gladwell no niega la existencia de un talento nato, pero señala que no es suficiente. El talento por sí solo no te llevará lejos, será necesario practicar.

En 1990 el psicólogo K. Anders Ericsson dirigió un estudio en la Academia de Música de Berlín. Con la ayuda de profesores de la Academia se dividió a los violinistas en tres grupos de acuerdo a su potencial en violinistas “estrella”, que probablemente se convertirían en destacados, los violinistas simplemente “buenos” y los que era poco probable que llegaran a tocar profesionalmente. Después se les preguntó a los miembros de cada grupo sobre el número de horas que habían dedicado a la práctica desde que tocaron por primera vez el violín. Aquellos violinistas que tenían un mejor desempeño eran los que habían dedicado más tiempo a practicar, la mayoría de ellos había aumentado el número de horas que practicaba por semana a lo largo de los años y todos ellos, ya habían cumplido sus 10 mil horas de práctica a los 20 años.

Estaríamos hablando de que para destacar en algún campo se requeriría en promedio dedicar entre tres y cuatro horas de trabajo diario durante 10 años. 10 mil horas de esfuerzo constante que pueden ayudar a alcanzar el éxito en cualquier ámbito. Se necesita pasión y constancia para lograr lo que se desea, y como dicen por ahí “la práctica hace al maestro”. 

Add comment


Security code
Refresh