Siempre hay algo de qué preocuparse, pero ¿no sería más sano ocuparse y resolver las cosas, lograr tus sueños?

9-claves-para-lograr-un-cambio-en-tu-vida-n¿Cuántas veces has dicho la frase “hoy voy a cambiar”? Te revelamos algunos secretos para lograrlo.

la-vejezEsta temida etapa que ahora en la mayoría de las personas que estamos pisando los sesenta, nos asusta. Los estándares de vida han cambiado y nos presentan una vida más longeva; ésta sería maravillosa si pudiéramos mantenernos activos física y mentalmente.

lucha-conmigo-mismaMientras corría me percataba que más cerca estaban mis miedos, mis temores, por más que aceleraba la pisada, ellos se las ingeniaban para ir corriendo al lado mío. Me puse los audífonos y le subí el volumen al ipod, lo más alto que mis oídos podían soportar, pero los fantasmas del pasado seguían presentes ¿Cómo me deshago de ellos? Ya no los soporto, lejos de seguir atemorizándome, están empezando a generar hartazgo y estoy en el filo del barranco de la desesperación.

una-vida-muchas-vidasSon muchos los momentos en los que, al reflexionar y mirar hacia atrás, tengo la impresión de haber vivido varias vidas durante el transcurso de ésta.

apreciar-el-amorA veces no sabemos cómo expresarnos ante este sentimiento. El ser humano, siempre tan presuroso en la carrera de la vida, sin saborear cada delicia de las cosas que se presentan: los cantos de los pájaros, el sol al nacer o al esconderse, las estrellas en su brillar y el azul del cielo.

los viejos tiemposAh… los viejos tiempos

Mamá solía platicarme de aquel pueblito en Veracruz donde vivió gran parte de su infancia; me contaba con añoranza cómo el tiempo pasaba lentamente en aquel rincón del mundo, cómo extrañaba aquellos tiempos y aquella vida placentera. Un día vino a visitarnos la abuela, y entre pláticas salió que mi mamá se la vivía quejándose de la quietud del pueblo y que no veía la hora de mudarse lejos de ahí. Me quedé sorprendida ¿Cómo podría explicar esta diferencia? ¿Mamá había olvidado sus quejas? ¿La abuela me engañaba? ¿O es que ninguna recordaba en realidad cómo eran las cosas?

porque-sin-amor-no-somos-nadaRechacé un matrimonio sin amor,

amé al amor que no lo era,

dejé ir al que pudo haber sido

pero del que no sentí amor

y a la vez corrí a aquel que sí me amó

pero que no fue correspondido

Porque nada somos sin amor.

Te dejamos este lindo video para que reflexiones un momento. ¿Qué valor tiene el dinero en tu vida?

lo-que-sea-menos-nadaSubí al elevador, busqué mi teléfono en la bolsa de la chamarra y descubrí que no lo traía, lo olvidé o no sé qué pasó. Segundos, quizá minutos parada en el elevador esperando a llegar a la planta baja, me hizo pensar en la nada. Hay muy pocas veces que nos permitimos no hacer nada, NADA de verdad. Me di cuenta que atreverse a hacer nada no es cosa fácil, ir en el metro, camión o lo que sea sin conducir, esperar en una sala sin hablar por teléfono, mandar mensajes, hacer notas, escuchar música, leer.

Boletín SuperMujer

Recibe en tu correo nuestro boletín semanal. Dinos sobre qué temas te gustaría recibir información.

Directorio SuperMujer

Anúnciate en la Revista SuperMujer de tu zona