diferencia-entre-amor-y-obsesionAmar no es fundirse en el otro, sino impulsarse para ser cada uno la mejor versión de sí mismo.

la-tecnologia-nos-acerca-o-nos-alejaSi tan solo recordáramos cómo era la comunicación hace tiempo, aquellas épocas donde si no te encontraban en un teléfono fijo, dejaban recado o tú dejabas uno, con el riesgo de que él o la interesada no recibieran dicho mensaje.

esta-tu-niñez-afectando-tu-relacionEn la infancia se forman los esquemas a través de los cuales interactuamos con el mundo.

cuento-veranoSimplemente un día se le rompió el corazón, dijo Sara, mientras bebíamos nuestro café irlandés y lo acompañábamos con nuestros cuernos rellenos de chocolate, era una tarde de verano de mucha lluvia.

test-que-tan-dispuesta-estas-a-ayudarAyudar es parte de lo que nos permite crecer como comunidad. Socializamos, interactuamos y brindamos ayuda; lo que fortalece el grupo. Sin embargo, no todos tenemos la misma disposición a ayudar. Averigua con este cuestionario cuál es tu actitud de ayuda. Elige qué tan de acuerdo estás con las siguientes afirmaciones.

ser-individualista-o-reconocerse-como-individuoSomos seres sociales, pero también somos individuos. A veces es necesario tener clara la línea entre preocuparnos por nosotros mismos y ser egoístas.

el-cerebro-y-nuestra-necesidad-de-interactuarNuestro cerebro está configurado para buscar la interacción, pues sin un grupo no podemos sobrevivir.

test-escala-de-necesidad-de-pertenenciaPertenecer al grupo es parte fundamental de nuestra supervivencia, lo sabemos. Sin embargo, no todas las personas percibimos esa necesidad en la misma medida. Hay personas que están más volcadas a los otros y requieren con mayor intensidad cubrir su necesidad de pertenencia. Descubre con esta escala* cuál es tu necesidad de pertenecer al grupo.

la-diferencia-entre-encajar-y-pertenecerLa autenticidad es clave para pertenecer e implica mostrarnos al mundo en toda nuestra vulnerabilidad.

el-sexo-de-tu-cerebroHombres y mujeres somos diferentes. No hablamos de roles sociales o conductas aprendidas, sino desde la parte física y mental. Hay diferencias visibles y evidentes, el cuerpo, la voz, los caracteres sexuales. Sin embargo, también hay una diferencia no tan evidente que se da el cerebro. Los cerebros masculino y femenino funcionan de forma diferente, pero no solo eso, según la doctora Anne Moir, el sexo de nuestro cerebro no necesariamente corresponde al de nuestro cuerpo.