¿Por qué compra ella? ¿Por qué compra él?

Por que compra ella por que compra elEs claro que la ropa no son sólo bienes materiales, son un símbolo de nuestros gustos y nuestro estilo de vida, es decir, son un reflejo de nuestra identidad. Pero las razones que nos llevan a comprar la ropa son diferentes para cada persona, y en cuestión de género, también existen diferencias marcadas.

Hombres y mujeres se relacionan de forma diferente con sus posesiones. Diversos estudios han demostrado que aunque puedan valorar las mismas cosas, las razones para valorarlas serán diferentes. Entre ellas la investigación realizada por Jason Cox y Helga Dittmar sobre las funciones de la ropa, señala que los hombres tienden a un enfoque más funcional, mientras que las mujeres le dan más peso a las razones emocionales.

Para las mujeres el énfasis está en el humor que le transmite y el simbolismo que tiene esa prenda al vincularla con los otros, mientras que para los hombres el enfoque es en si mismo y en la funcionalidad de la prenda. Estas diferencias se ven desde la niñez y cobran peso en la adolescencia. Las niñas comienzan antes que los niños el cambio de comprar con sus padres a comprar con sus amigas. Y esto cumple una función social, pues la opinión y aprobación de las amigas será muy importante para su toma de decisiones.

Un vínculo con el armario

Nuestra relación con la ropa es importante, pues no solo nos viste. En nuestro armario tenemos herramientas que nos ayudan a expresar nuestra individualidad, nos dan confianza y nos pueden cambiar el humor. Además la ropa es un reflejo de nuestra relación con los demás y la pertenencia a un grupo social. Y a menudo, son también un símbolo de nuestros recuerdos y memorias.

Add comment


Security code
Refresh